LimónClean
noviembre 7, 2017
Décima is a six story complex of corporate offices in the core of San Pedro Garza García. It offers extravagant spaces for businesses to grow and develop. It is strategically located within the city for its easy access, and has privileged views of the majestic mountains that surround the city, like the Sierra Madre, la Huasteca and el Cerro de la Silla. The branding proposal comes from a sense of belonging, which is portrayed in Décima’s emblem. The shield serves as a reminder for the people who work, buy, or rent their office there, that they can grow and transcend within Décima’s community. The brand’s aesthetic is built around heritage and elegance, adding modern twists throughout the applications. Décima’s typographic system irradiates tradition, while icons like wheat stalks, flags, and a rising sun maintain the brand’s contemporary approach. Each icon has a reason to be - the wheat stalks make reference to the territory, the flag represents establishment in such territory, and the rising sun is the new beginning. The naming was taken from San Pedro’s foundation back in 1882, when three antique haciendas merged to form the new town. One of these haciendas was named La Décima. The wordmark hides a subtle 10 inside the D, referring Décima (tenth). Décima’s color palette plays along with the traditional concept of the brand, entertaining colors like brown, green and ivory. The copper works as a tribute to the concept of business exchange, as it is known to be used in the coinage of currency. The foil is applied throughout the collateral, highlighting Décima’s prosper essence.
Décima es un complejo de seis plantas de oficinas corporativas en el corazón de San Pedro Garza García. Ofrece espacios extravagantes para que las empresas crezcan y se desarrollen. Está estratégicamente ubicado dentro de la ciudad por su fácil acceso, y tiene vistas privilegiadas de las majestuosas montañas que rodean la ciudad, como la Sierra Madre, la Huasteca y el Cerro de la Silla. La propuesta de marca proviene de un sentido de pertenencia, que se refleja en el emblema de Décima. El escudo sirve como un recordatorio para las personas que trabajan, compran o alquilan su oficina allí, que pueden crecer y trascender dentro de la comunidad de Décima. La estética de la marca se basa en el patrimonio y la elegancia, agregando giros modernos en todas las aplicaciones. El sistema tipográfico de Décima irradia tradición, mientras que iconos como tallos de trigo, banderas y un sol naciente mantienen el enfoque contemporáneo de la marca. Cada icono tiene una razón para ser: los tallos de trigo hacen referencia al territorio, la bandera representa el establecimiento en dicho territorio y el sol naciente es el nuevo comienzo. La denominación fue tomada de la fundación de San Pedro en 1882, cuando tres haciendas antiguas se fusionaron para formar la nueva ciudad. Una de estas haciendas se llamaba La Décima. La marca de palabra esconde un sutil 10 dentro de la D, refiriéndose a Décima (décimo). La paleta de colores de Décima juega junto con el concepto tradicional de la marca, colores entretenidos como marrón, verde y marfil. El cobre funciona como un tributo al concepto de intercambio comercial, ya que se sabe que se utiliza en la acuñación de moneda. La lámina se aplica a lo largo de la garantía, destacando la esencia próspera de Décima.
NOTIFICAR PAGO